Principios de la educación personalizada 2018-05-11T16:12:15+00:00

Principios de la educación personalizada

SINGULARIDAD: Es la dimensión por la cual la persona tiene la capacidad de reconocerse a sí misma en su individualidad y con valores y limitaciones que le son propias. La singularidad conlleva el respeto profundo por todo ser humano y pne presente el carácter singular de la vocación humana.

APERTURA: Es la dimensión que amplía el horizonte personal sacando al individuo del estrecho mundo de su “Yo” para proyectarlo socialmente. Esta se fundamenta en la aspiración profunda del ser humano para entrar en comunión con otros seres. La apertura no solamente lleva al hombre a interrelacionarse con otras personas, sino que lo hace comprender los seres y las cosas que están en su entorno para entrar en relación también con los elementos de la gente que nos rodea.

AUTONOMIA: Puede definirse como la capacidad que tiene el hombre de optar, de elegir entre varias posibilidades mediante el recto ejercicio de la responsabilidad. Es la capacidad que posee la persona de tomar decisiones a la luz de valores definitivos y de asumir responsablemente las consecuencias de estas decisiones en la historia.

TRASCENDENCIA: La trascendencia es la dimensión proyectiva de la persona como tendencia a no conformarse con lo que se es, sino por el contrario aspirar siempre al crecimiento, a la perfección, a la búsqueda del absoluto, a la apropiación y asimilación de valores. La persona posee una dimensión de trascendencia que la hace entablar una relación con Dios, como ser ABSOLUTO, en el, el ser humano encuentra respuesta a la totalidad de su persona.